Nahum Villavicencio

Las comisiones regionales de seguimiento en Defensa del Maíz Nativo de Oaxaca, interpusieron este lunes un amparo y denuncia en contra de diferentes dependencias estatales y federales toda vez que no han respondido por escrito a la solicitud presentada el pasado 11 de abril, lo que violenta sus derechos constitucionales.

En la solicitud presentada a las autoridades demandadas, más de 350 personas pertenecientes a organizaciones y comunidades indígenas de Oaxaca exigen al Gobierno Federal y Estatal el regreso de la moratoria sobre la siembra experimental de maíz transgénico, misma que realiza desde el 2009 en 6 estados del norte del país, con el objetivo de proteger la biodiversidad del maíz nativo de México.

De igual manera solicitaron al gobierno de Felipe Calderón, de Gabino Cué Monteagudo y a la LXI legislatura local, la coordinación para la emisión de una declaratoria que deje a Oaxaca como pueblo y territorio libre de transgénicos.

Y es que señalaron que su preocupación reside en que las autoridades no estén interesadas en la seguridad alimentaria de los mexicanos y en la conservación de las semillas nativas que son amenazadas por la introducción y contaminación con semillas transgénicas, poniendo en riesgo el patrimonio alimentario, cultural y biológico del estado, principalmente de los pueblos y comunidades indígenas.

Instalados frente a los juzgados federales, mencionaron que el recurso de amparo se interpuso en contra de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuaria (INIFAP).

Mientras que demandaran a la Junta de conciliación política del Congreso del Estado, así como a las comisiones de Derechos Humanos, asuntos indígenas, agropecuaria, Forestal y Minería y Desarrollo rural.