Nahum Villavicencio

Integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, de la sección 35 a partir de este jueves se instalaron en asamblea permanente y con ello quienes se desempeñan en las áreas administrativas iniciaron una huelga de brazos caídos.

Los trabajadores encabezados por Jenoe Ruiz López indicaron que iniciaron esta jornada de lucha para exigir el cumplimiento de los acuerdos minutados en las mesas de trabajo, que se instalaron como respuesta a las demandas presentadas a las autoridades de los servicios de salud y al Gobierno Federal el pasado primero de mayo.

Asimismo indicaron que han sido insuficientes las respuestas dadas por parte de las autoridades estatales y federales, por lo que ha sido necesario emplazar a los servicios de salud para que en el ámbito de sus responsabilidades, den prontas y concretas respuestas a sus demandas.

“aunque anuncian avances respecto a la consolidación del fondo de ahorro capitalizable estatal para los trabajadores regularizados y pese a que existe el ofrecimiento de instalar una mesa de trabajo con carácter resolutiva, estos no se han presentado por lo que su plan de lucha continuará conforme a lo que tienen programado.

En el desarrollo de sus actividades laborales, han podido detectar la problemática en aspectos de la infraestructura, de los recursos económicos, humanos y de abastecimiento de medicamentos e insumos, importantes sectores de la población tienen constancia de la responsabilidad que hemos mostrado a la hora de revindicar sus demandas, destacó.

En tal sentido, “hemos entablado con funcionarios de los servicios de salud múltiples mesas de trabajo de carácter regional y estatal, en la que se desprenden compromisos minutados y que hoy en día, muchos de ellos no se han cumplido”, dijo.

“Reconocemos que algunos asuntos se han encauzado, lamentablemente, no son los más prioritarios, ni los que más impactan en la operatividad de las unidades medicas y hospitales”, indicó.

En este aspecto recuerdan que continúa sin hacerse efectivo el depósito del 20 por ciento del pago del fondo revolvente por parte del Repss y el 10 por ciento por parte de la secretaria, a cargo de Germán Tenorio Vasconcelos, lo que les impide enfrentar las necesidades más apremiantes de las unidades médicas y hospitalarias.

De igual manera no se ha cumplido con el ofrecimiento del equipamiento médico, adecuación y rehabilitación de espacios físicos y el programa de mantenimiento preventivo.

Mientras que del programa anual de capacitación para todas las áreas, no existen indicios de un proyecto real, adecuado a las necesidades de los servicios de salud, además de que ese fin se efectuaron cambios de responsables en la unidad de enseñanza, sin que a la fecha existan resultados positivos, en cambio se ha agudizado la desorganización.

Indicó también que muchas de las unidades proyectadas para su acreditación, corren en riesgo de no alcanzar su objetivo, ante el incumplimiento de los criterios que están establecidos para dicho fin. Tampoco se ha presentado una propuesta para resolver el problema de abasto de medicamentos equipos médicos e insumos que no logra cubrir el seguro popular, “ocasionando que se empeore la de por si crítica situación financiera de las unidades medicas”.

Por tanto informan que esta situación imperante, ha provocado que en las diversas regiones del estado, sus compañeros se encuentren en situaciones insostenibles, por lo que cuestionan la viabilidad y eficiencia del ente financiero (REPSS), del cual dependen.

Es el compromiso de su comité, hacer valer en todo momento sus derechos y no permitir ningún retroceso en los logros históricos y es por esa razón, “por la que hacemos extensiva nuestra convocatoria a mantenernos unidos y atentos al desarrollo de la jornada con la convicción de que en caso necesario, recurriremos a la movilización política”, advirtió.