Con el objetivo de disminuir el número de accidentes que se registran en la ciudad, la Comisaría General de Seguridad Pública y Vialidad Municipal de Oaxaca de Juárez a través del Departamento de Educación y Capacitación Vial informa cuáles son las fallas humanas y del vehículo que originan los percances.

 Lo anterior como parte de la campaña permanente de educación vial Prevención de Accidentes, Seguridad Vial, Responsabilidad de Todos.

 Entre las fallas humanas destacan cambiar de carril a otro intempestivamente y en espacio reducido, pasarse un alto obligatorio, exceder la velocidad, manejar en condiciones de cansancio o ebriedad, en sentido contrario y rebasar de manera precipitada o en lugares prohibidos.

 A esto se suman las distracciones como no observar hacia el frente, contestar el teléfono celular mientras se conduce, no ver por los espejos de manera continua, el ruido excesivo dentro del automóvil como escuchar música a volumen alto o que los pasajeros griten o jueguen, así como leer, comer o voltear a ver a personas o anuncios, entre otros.

 Otro factor es la escasa cultura vial por parte de las y los motociclistas debido a que circulan en medio de los carriles, así como la falta de respeto al peatón y ciclistas, y estacionarse en doble o triple fila durante mucho tiempo.

 Las fallas del vehículo que son propiciadas por omisiones humanas y que originan accidentes viales son el mal funcionamiento de los frenos, así como de las llantas, debido a que algunas no están diseñadas para el piso mojado o les falta rotación.

 Asimismo, debe considerarse el buen funcionamiento del sistema eléctrico, ya que a los vehículos, generalmente les fallan las luces traseras. 

 También debe tomarse en cuenta el diseño de los automóviles, porque algunos no permiten una amplia vista periférica, como por ejemplo las camionetas, que por su diseño, a las personas bajitas no les permite observar bien a sus costados ni los espejos.

 Entre las causas naturales de accidentes en las ciudades, está la lluvia que moja el asfalto, haciéndolo resbaladizo y que también genera la aparición de baches tan grandes que el auto puede quedar atrapado. En otros sitios, los autos necesitan llantas especiales o cadena, como donde cae nieve. Asimismo las neblinas, remolinos e incendios impiden la visibilidad del conductor.