Nahum Villavicencio

Habitantes de la zona de Chimalapas reprochan al gobierno del Estado, estar anunciando apoyos de mano con el Gobierno Federal, cuando hasta el momento han hecho muy poco por evitar la invasión que pobladores de Chiapas está realizando nuevamente.

Conrado Solano Jiménez, secretario auxiliar de bienes comunales de Benito Juárez de San Miguel Chimalapas indicó luego de que el subsecretario de Gobernación, Obdulio Ávila anunciara que se aplicaran en estas comunidades 171 millones de pesos, que hasta el momento ha sido muy poco el apoyo recibido por la administración para detener la invasión de sus tierras.

Indicó en este sentido que el pasado 14 y 15 de agosto cuando un grupo de comuneros de su localidad se encontraba brechando la zona, se encontró con una nueva invasión en el paraje denominado “la agua fría” que está dentro de los bienes comunales de Benito Juárez.

“Ya estaba la zona invadida con familias e hijos trabajando en el lugar”, dijo al tiempo de informar que son entre 14 y 15 núcleos familiares con viviendas provisionales los que se han instalado en el lugar, independientemente a las personas que no cuentan con familia y permanecen en la zona de manera unitaria.

Destacó que como ya terminaron de brechar la zona, “ahora ya no realizaran el reporte a las autoridades sobre la invasión, ya que serán los habitantes los que los pueblos lo van a detener, ya que el lugar está reconocido dentro de su propiedad, si siguen tercos, ya no respondemos”, dijo luego de mencionar que si los chapanecos buscan un enfrentamiento este se puede presentar.

Y es que dijo el gobierno de Juan Sabines insiste en invadir la zona, toda vez que la policía está en Belisario Domínguez, mientras que el ejercito esta en Díaz Ordaz, con lo que le dan anuencia a los pobladores de la entidad vecina

El Gobierno del estado mientras tanto ha impedido muy poco la invasión, y es que hablaba de distención en la zona cuando las obras que mencionó que se realizarían, solo se están llevando a cabo a cuenta gotas, externó.

Destacó que, mientras la administración de Gabino Cué actúa de manera pasiva, Juan Sabines está desarrollando grandes obras en el municipio recién creado en donde ya existen escuelas y una presidencia municipal, avanzando con ello con la invasión.

Indicó que están solicitando un proyecto de electrificación en donde se planteo de López Portillo a Benito Juárez, mientras que alentando el conflicto la administración quiere realizar este trabajo hacia San Antonio, Díaz Ordaz, y Benito Juárez, con lo que se politiza, aumentando el problema en vez de que se resuelva.

Por ello pedimos que aquí, ya no se den nuevas invasiones, ya que lo que se está cuidando es que se conserve el lugar para las nuevas generaciones, y se pueda recuperar lo invadido para que pueda regresar la tranquilidad en la zona.

Poniendo las obras sociales pretende condicionar para que termine el conflicto agrario, y eso no se vale consideran los ejidatarios, quienes mencionaron que hasta el momento los recursos en efectivo no se han visto en la zona, únicamente se ha rastreado un camino y se cuenta con la promesa de la construcción de vivienda.

En tanto el próximo lunes se apertura el ciclo escolar 2012-2013 y con temor los alumnos de preescolar y primaria regresaran a las aulas, a utilizar las pocas herramientas con las que cuentan en la comunidad y es que dijo, irónicamente la institución cuenta con dos equipos de computo que no pueden ser utilizados, debido a que no cuentan con la energía eléctrica.